El Espejo II

F/5 – Exp 1/60 – ISO 800 – Dist. Focal 50mm

Después de atravesar las calles de pasto de la comunidad llegaron a la casa de la familia que le toco hospedarla. Todos se reunieron en el la puerta de la casa construida en tablas. La miraban y sonreían, esperaban que se sintiera cómoda. Les ñiñes revoloteaban a su alrededor, uno de ellos arranco de una palmera un coco. Con el machete le abrió la parte superior y se lo dio. Ella sorprendida lo agarro son sus dos manos. Su botana (maestra) al lado la miraba sonriente. Flora bebió un trago y no le gusto, ya lo sabia, pero no podía negarse a probarlo. Luego le extendió el coco a su botana para que bebiera. Quien le dijo que no, que lo habían cortado para ella y que lo disfrutara. Con una sonrisa bebió otro trago y trato de convidar a les niñes, todo se negaron, ya que era para ella. Flora lo entendió de inmediato y con paciencia y tragos cortos fue tomando toda el agua de aquel coco. Sabia que ese coco era una de las pocas delicias que le podían ofrecer en esos días y lo importante no era el sabor, sino el significado de aquel gesto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: